Así son las costillas barbacoa del juicio final 🇺🇸

Las costillas barbacoa. LAS costillas barbacoa. Hay muchos restaurantes americanos en los que sirven costillas barbacoa, pero creedme que estas serán las últimas que probéis. No hay vuelta atrás. No hay nada como unas buenas costillas recién sacadas del horno. Ni punto de comparación con las recalentadas que sacan los infieles.

Se puede hacer una versión espectacular en el horno de casa, sin necesidad de tener una barbacoa americana. La carne es fundamental, ignora el supermercado y ve directo a tu carnicero a pedirle costilleja (en España). Baby back ribs en USA. No son costillas de cochinillo, sino costillas de la parte superior del cerdo, cerca de la columna vertebral. Si vives en Valencia, pásate por Carns Vicent Bau en el Mercado Central, que sabe de qué va el tema.

Además de buena carne necesitarás algo de tiempo, un mínimo de dos horas, idealmente tres. Y finalmente necesitarás dos cosas más:

  • Adobo en seco o dry rub: prueba el Memphis dust, el Juanita’s Dry Rub, o cualquier otro que lleve bastante azúcar (es lo que hace que las costillas tengan corteza). Si quieres que pique, sustituye el pimiento dulce por cayena molida.
  • Salsa barbacoa: puedes usar una envasada como Hunt’s BBQ miel y mostaza, o hacer una salsa barbacoa casera (hacer picante al gusto añadiendo tu salsa picante favorita, que es Chiles Hermanos)

Para cuatro personas

  • 1,5 kg de costilleja
  • Mostaza amarilla americana o de Dijon
  • Dry rub
  • Salsa BBQ

Método:

  1. Precalentamos el horno a 300ºC, solo el grill de arriba. Para facilitar la limpieza del horno, forra el suelo del horno o una bandeja metálica con papel de plata, para que la grasa de las costillas caiga ahí.
  2. Mientras pintamos las costillas con una fina capa de mostaza.
  3. Espolvoreamos una cantidad generosa de dry rub en ambos lados de cada costillar, y le damos un masajito para que las especias se mezclen bien.
  4. Subimos la bandeja del horno a la posición más alta, introducimos las costillas y dejamos que se sellen durante cinco minutos.
  5. Bajamos el horno a 140ºC, calor desde arriba y abajo, sin ventilador ni grill a ser posible. Bajamos la bandeja del horno con las costillas a la posición intermedia. Esperamos una hora.
  6. Sacamos las costillas del horno, las embadurnamos de salsa BBQ y las envolvemos herméticamente en papel de plata. Sin cambiar el horno de 140ºC, esperamos otra hora más (llevamos dos)
  7. Finalmente sacamos las costillas del papel de plata, volvemos a pintar las costillas con salsa BBQ, y volvemos a cerrar el horno. Subimos a 140ºC con el grill encendido. Esperamos a que la salsa BBQ haga pequeñas burbujas.

Listo, las costillas deberían estar tiernas, jugosas y desprenderse fácilmente del hueso. Tan tiernas que se pueden cortar con la parte no afilada de un cuchillo de mesa.

No Comments

Dejar un comentario