Pulled Pork 🇺🇸

César

La barbacoa estadounidense es diferente. Nada de embutido y costillas de cordero. Estamos hablando de mucho humo, fuego indirecto y mucha salsa. Y también tiene sus clásicos. Hace unas semanas os hablamos de como hacer unas costillas barbacoa. Hoy os llevamos hasta la cima de ls ascensión al nirvana de la barbacoa estadounidense: el Pulled Pork.

Como con las costillas, lo ideal es tener una barbacoa americana tipo Weber. Pero se puede hacer una versión muy (muy) adecuada en el horno de casa. Lo importante es una buena carne. Los americanos usan un corte que no trabajamos en España, el “Boston Butt”, que lleva parte de la cabeza de lomo, y parte de la paletilla. En Valencia, Carns Vicent Bau en el Mercado Central te puede hacer el corte si se lo pides con cariño. Alternativamente, llévate una pieza de cabeza de lomo entera (pesan entre 2 y 2,5 kg). También puedes pedir media pieza, pero la pieza evaporará más agua y saldrá un poco más seco.

Además de buena carne necesitarás tres cosas más:

  • Mucho tiempo: entre 10 y 12 horas de horno
  • Un termómetro de carne
  • Un adobo en seco o dry rub: Aquí tienes recetas para hacer Memphis dust, el Juanita’s Dry Rub,  o el Big James’ Pork Rub. Si quieres que pique, sustituye el pimiento dulce por cayena molida.

Receta para diez personas.

Ingredientes:

  • Una pieza completa de cabeza de lomo, entre 2 y 2,5 kg
  • Sal
  • Adobo en seco / Dry rub

Método:

  1. Sala con dos o tres cucharadas de sal la pieza entera de carne y déjala en la nevera 12 horas
  2. Por la mañana limpia la sal sobrante con agua y escurre el exceso de agua, sin secar la carne
  3. Precalienta el horno a 110 grados centígrados, sin usar el grill. No todos los hornos son iguales, así que te recomendamos usar un termómetro de aire para comprobar que el horno está efectivamente a 110 grados.
  4. Recubre toda la pieza con una cantidad generosa de adobo en seco y ponla en la rejilla del horno, a media altura
  5. Cierra el horno y espera entre 8 y 12 horas a que la carne alcance una temperatura interna de 95 grados centígrados. Utiliza un termómetro de carne para hacer la comprobación.
  6. Cuando la temperatura interna sea de 95 grados, saca la pieza del horno con cuidado y desmenuza la carne con dos tenedores

Sirve el pulled pork en pan de hamburguesa, con una ensalada de col americana “coleslaw”, salsa barbacoa y salsa Chiles Hermanos de melocotón y rábano picante al gusto.

Foto: cyclonebill en Flickr